martes, 27 de septiembre de 2016

Cómo auto disciplinarnos en la práctica

 

Algún tiempo atrás escribí estos sencillos pasos para encontrar un camino cierto y seguro para obtener auto-disciplina en en la práctica. Hoy les comparto nuevamente, también recomiendo ámpliamente la lectura de dos libros que documentan mi sistema de auto-disciplina en detalle y experiencias vividas,  validadas y garantizadas para su aplicación, estos dos libros son Ninja Blade Under Heart y el primero de una trilogía de libros de Secretos del Camino: El libro del Cielo. Ellos pueden ser encontrados en este link: http://shinkendojocolombia.blogspot.com.co/p/libros.html

1. Conciencia
Cuestiónese: ¿La actividad es beneficiosa para mi desarrollo?, ¿La actividad me gusta, me apasiona?.
Estas dos respuestas le llevarán a conocer si usted podrá sostener una actividad o no, en un 100% o 50% correctamente, por otro lado debe ser consciente de que, no todo lo que nos gusta es benéfico, y que no todo lo benéfico nos gusta. Entonces parta de aquí y piénselo.
La estructura de una de mis clases (que puede tardar 60 minutos como mínimo), es exactamente una escala de lo que suele ser un día en la jornada de un estudiante. Un día debe iniciar y terminar con una meditación corta pero sustanciosa. La primera del día debe dejar aterrizar sus sueños, entender sus preocupaciones y dejarlas ir para enfocar el día que inicia. Pronuncie y medite el concepto "Cada experiencia nueva encierra un potencial para perfeccionarme", entonces ese será su día, una experiencia nueva.
Seguido a esto, una rutina corta de calentamiento y estiramiento que le permita fluir su circulación, despertar y calentar sus músculos, articulaciones y disponer sus tendones al trabajo que viene.
Su rutina de trabajo entonces es el cuerpo central de su día (el plato fuerte, sobre todo los lunes), esto quiere decir que es la práctica en si, es el espacio donde usted tiene la oportunidad de aprender y poner en práctica lo aprendido con sensei en su dojo, no hay otro lugar donde hacerlo, es allí y ahora. Recuerde que usted dice Onagaishimasu en clase, esto lo expresará sin decirlo ni pensarlo (en su actitud) a cada quien que se cruce con usted durante el día, esto quiere decir que antes que medie palabra u obra ya está pidiendo a la experiencia que le enseñe, sea lo que sea que se presente, esto es estar en comunión con la frase shikin haramitsu daikomyo. Cuando culmine la experiencia con cada quien, usted sin duda agradecerá (domo arigato gozaimashita), sea lo que sea, porque en ello yace una verdad y aprendizaje. Recuerda que el ser humano común solo ve la superficialidad del evento, no la esencia de la enseñanza, esto es por una sola razón, el ego.

La última meditación del día debe extraer las ganancias aprendidas, dejando ir todo sufrimiento de la experiencia y quedando con el extracto de la enseñanza. Dispóngase a descansar para que su cuerpo restablezca su energía y regenere sus células adecuadamente. Conserve un estado de mushin antes de dormir, entréguese a su respiración.

2. Un espacio de respeto (en su mente)
Debe en lo posible tener un espacio que usted organice para esto, un espacio al que usted le de el valor y el respeto para su actividad. No tiene que ser un espacio grande, incluso puede estar dentro de su habitación, pero con un ambiente distinto, cree la atmósfera para sumergirse en lo que hace. Piense en esto, si usted es ingeniero no pretenda abrir los planos de su obra en el mesón de la cocina donde su esposa cocina y sus hijos hacen los pancakes. Por otro lado que este espacio no se vuelva una excusa para no hacer su actividad, si no está perfecto o no existe, usted debe tener este espacio en su mente. Sepa que no habrá lugar perfecto para una meditación en esta tierra, siempre algo ocurrirá si su mente está tras este ideal de espacio.

3. Menos es más
Muchos estudiantes me preguntan con frecuencia acerca de qué rutina deben hacer, porque no tienen el tiempo para todos los ejercicios, están cansados o no se sienten dispuestos para ello. Yo les indico que menos es más y que ir lento es más rápido, esto quiere decir que usted debe revisar que va a realizar cada día, no necesitará hacer una rutina de 45 minutos de estiramientos todos los días. De las cosas más importantes es dedicar a su sistema nervioso, su cerebro y, todo aquello físicamente que lo sostenga, músculos de espada y columna, igualmente pensar en activar su circulación correctamente a través de masajes y movimientos que activen y hagan fluir su energía. Todo esto puede alternarse con ejercicios de estiramiento (flexibilidad) o fortalecimiento (fuerza) entre días. Ambos describen el sistema del NIN-TAI o cuerpo paciente. Aquel que es paciente es flexible y fuerte al tiempo, recuerda que el árbol más fuerte no es el que resiste una tormenta, solo aquel con buenas raíces, fuerte y flexible, ya que no solo el viento mueve con persistencia, sino que el agua desestabiliza desde las bases.

4. La práctica hace al maestro
Seguir esta rutina con constancia, es ir cambiando nuestra actitud, esta práctica moldea el carácter como arcilla, por ende nuestro destino de forma escultural. Recordemos que somos primordialmente pensamiento, luego palabra o acción esto es el san-mitsu, estas condicionan nuestro camino de hábitos, ellos forjan nuestro carácter, el cual materializa  nuestro destino finalmente. Seguir y entender la ganancia de las enseñanzas del maestro dentro del dojo es llevar una vida más simple y de entendimiento en tu rutina diaria. Dejarse llevar por la disciplina sin oponerse, es fluir y ser uno con la corriente natural del mismo ser. Yo invito a mis estudiantes a llevar una vida simple pero un pensamiento elevado.

5. Gratitud y respeto ante todo
Ser agradecido con la vida por cruzarnos y exponernos a las experiencias es primordial, esto incluye personas desagradables y situaciones incluso humillantes, vergonzosas y dolorosas, porque es la mejor escuela de práctica de las enseñanzas. Ser agradecido con quien te muestra el camino, es de mucha sabiduría. Hay un gran precepto de una escuela antigua (ryuha) que estudiamos en nuestro sistema, esta indica que hay que cuidar, respetar y proteger al maestro como a sus propios padres. Esto es sumamente importante, porque finalmente podrá dejar ver que tanto usted aprendió y si el sistema lo lleva en práctica, con responsabilidad, respeto y dignidad. Muchos estudiantes pasan esto por alto, y puede verse como no han aprendido absolutamente nada, y su práctica en vida del sistema es muy irregular y desbalanceado. Este punto no trata de pedir créditos u honores, mucho menos de ganar reconocimiento, es de mantener una humilde actitud ante la gran oportunidad que la vida te entregó para ser mejor. Un buen estudiante no se mide por un grado o color de cinturón, sino por su actitud sincera ante el maestro, quien reconoce y atraviesa toda máscara para reconocer a cada discípulo. Cada quien labra su destino desde la enseñanza.


Ricardo Zapata, Sensei
Maestro Director Shinken Dojo Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario