viernes, 2 de diciembre de 2016

El noble camino óctuple, la flor de ocho pétalos

Nuestra flor abierta de ocho pétalos nos recuerda el noble camino óctuple que el budismo enseña en sus cuatro nobles verdades1, camino que puede recorrer un monje budista, nuestros estudiantes en la shinken dojo o cualquier persona que desee entender cómo erradicar el sufrimiento. Generalmente esta óctuple vía se representa con una rueda del dharma, mi maestro de ninpo bujutsu empleaba este simbolismo para representar sus enseñanzas, yo asumí este y otros símbolos para representar el emblema de nuestro sistema de formación. El uso de una flor de loto abierta o bien podría ser un happo shuriken (estrella de ocho puntas) en vez de la rueda, representa apertura de la mente al entendimiento (daikomyo), también es para mi infinidad de posibilidades cuando entendemos y conocemos, y finalmente es la liberación del mismo sufrimiento, si la práctica de ocho caminos se toma. Esta flor de ocho pétalos representa un camino de sanación y entendimiento ante el sufrir de la existencia. Practicar estas ocho vías es parte de nuestro cultivar diario:

Sabiduría
1 Visión o comprensión correcta (Intuición espiritual)
2 Pensamiento o determinación correcta (emoción perfecta)
Conducta ética
3 Hablar correcto
4 Actuar correcto
5 Medio de vida correcto (subsistencia perfecta)
Entrenamiento de la mente
6 Esfuerzo correcto
7 Atención consciente correcta
8 Concentración, meditación o absorción correcta

Nuestro sistema de conocimiento, el cual he asemejado a la naturaleza puede llevarnos al entendimiento de nuestra propia formación, lo cual puede ampliarse en este link, y resumo de la siguiente forma:

"Somos semillas inicialmente en el proceso de formarnos, a medida que avanzamos en el estudio, algunos germinan y otros no, porque las mismas enseñanzas atrapan a quienes desean despertar y crecer o repelen a quienes elijen el sueño eterno y la vía fácil. Quienes germinan inician su proceso de echar raiz en las enseñanzas y la práctica de ellas, sin estas raíces el crecimiento del tronco jamás se dará apropiadamente; en este punto es de suma importancia el desarrollar un crecimiento interno, es la raiz, es crear bases para no tener una estructura débil. Cuando el bambú inicia su crecimiento ha pasado muchos meses bajo tierra echando raíz, pero se eleva tan alto que puede tener una visión amplia de la tierra y el mismo cielo (esto es takagi yoshin, árbol alto corazón enraizado). Crecer alto implica tener raíces sólidas, al mismo tiempo en esta etapa hay que entender que un árbol fuerte no siempre persevera finalmente, sino aquel flexible que puede tratar con el agua y el viento. El crecimiento espiritual es similar al desarrollo de un árbol fuerte y flexible. 

Allá arriba, en la copa de un árbol se nos muestra el vasto y oscuro cielo de una noche, el cual representa la ignorancia, pero a su vez las verdades ocultas que se iluminan en las estrellas. Conquistar ese conocimiento es un nuevo reto de hacer nuestro esfuerzo por comprender, por nuevamente ver correctamente entre la oscura noche. Esta noche está llena de tormentas y peligros, que algunas veces deja ver e ilumina el camino con destellantes relámpagos y centellas,  recordándonos la gran iluminación como conocimiento torrencial que cae en nuestra conciencia. 

Estar despiertos a esas verdades, siempre presentes, cortando la ignorancia de la ilusión en el camino de la vida, es de suma importancia, para poder encontrar finalmente el alba del amanecer y sus primeros rayos de luz. El sol, nuestro gran entendimiento de un día radiante que muestra un ciclo de transmutación, de transformación, donde hemos mutado nuestras emociones, nuestra palabra,  acciones, pensamientos, así como la conciencia, nuestra visión o intuición espiritual, el mismo discernimiento. El día y la noche no acaban, es un ciclo que termina e inicia, esto quiere decir que este proceso se lleva a niveles cada vez más altos hasta que por fin la totalidad de nuestro ser queda transformado, hasta quedar en completa saturación por la luz de la iluminación. 



Esta analogía demuestra un estado perfecto del ser despierto. Quien ha logrado esta transformación desde los niveles más bajos (semilla) hasta los niveles más altos (recibir los rayos del sol cada día) ha dominado el sanpo hidden. Aquellos quienes desarrollen esta perfección superior y entendimiento habrán alcanzado completamente su perfección y poder portar nuestra cinta y escudo dorado. Un emblema representa la noche, otro representa el día, ambos el ciclo interminable de perfeccionarnos y continuar descubriendo." - Zapata Sensei





_________________________________________________

(1) Estas 4 verdades fueron enunciadas por Siddharta Gautama:
  1. Toda existencia es sufrimiento (insatisfacción como síntoma)
  2. El origen del sufrimiento es el anhelo (la causa es deseo)
  3. El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa. (pronóstico)
  4. Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble camino óctuple. (cura)



No hay comentarios:

Publicar un comentario